Servicios

Ranking Emérita Legal Abogados en derecho de familia

  • Abogados en derecho de familia Top de 5 España
    Nº 5 España
  • Abogados en derecho de familia Nº 1 de Castilla y León
    Nº 1 Castilla y León
  • Abogados en derecho de familia Nº 1 de Valladolid
    Nº 1 Valladolid

Separar a los hermanos en un divorcio

13 julio 2022 | Guarda y Custodia compartida, Separaciones y divorcios

Siempre hemos destacado desde nuestro despacho de abogados especialistas en Derecho de Familia que los hijos son los grandes damnificados en las rupturas de pareja. Y hay una cuestión que puede preocupar especialmente a los progenitores en este sentido acerca de la guarda y custodia sobre si es bueno separar a los hermanos en un divorcio o no. Una duda preocupante y lógica, hasta cierto punto, en los casos en los que no sea posible que se puedan disfrutar su tiempo con el mismo progenitor.

separar a los hermanos en un divorcio

Por tanto, en esta ocasión vamos a abordar este tema que puede generar cierta polémica, aunque siempre hemos de partir de una premisa clara: a ser posible, en un divorcio nunca se debe separar a los hermanos en su guarda y custodia, de forma que siempre queden juntos con uno, otro o ambos progenitores en el tiempo acordado.

Qué tener en cuenta de la guarda y custodia cuando se proceda a la separación de hermanos

No cabe duda de que la recomendación general es que no se deben separar, debido a múltiples factores (bienestar emocional, aprendizaje mutuo, cúmulo de recuerdos en compañía, desarrollo cognitivo, crecimiento juntos…). Es más, el Código Civil así lo refleja en el art. 92.5 donde establece que el juez debe procurar no separar a los hermanos cuando determine la guarda y custodia a los progenitores.

No obstante, en la práctica esto no siempre es así al 100% de los casos. De hecho, ya existe una sentencia favorable (y cada vez más pronunciamientos en este sentido al respecto) en los que se opta por esta fórmula, pero atendiendo a distintos factores destacados que veremos a continuación. Es una medida extraordinaria que se debe tomar casi en términos imprescindibles, por los que ha de tener razones más que de peso para ello.

Precedentes: Sentencia Tribunal Supremo 25 septiembre 2015

Comenzamos por una famosa Sentencia y la que ha sentado precedente. En ella acordó separar a los hermanos tras el divorcio en una familia formada por el matrimonio y 4 hijos. Tras la ruptura, el padre se marcha a Gijón y la madre se queda en Madrid: los dos más mayores (de 16 y 14 años) quedan bajo la guarda y custodia de él y los dos más pequeños permanecen con ella en la capital, coincidiendo además con su etapa de integración en el centro escolar. Vemos, por tanto, que hay diversas complejidades en este caso: diferencia de edad de los hermanos, preferencias al ser preguntados, posibles conflictos entre progenitores y descendientes… Veamos con más detalle este tipo de factores a continuación.

Interés del menor

El interés superior del menor en los divorcios es un asunto que ya tratamos anteriormente y que no es baladí. De hecho, como puedes comprobar, es un factor más que determinante para atender a una decisión tan importante de afrontar como es la de la separación de hermanos en una ruptura de pareja.

Siempre, en cualquiera de este tipo de decisiones, se va a tener en cuenta la decisión que más favorezca a los hijos, especialmente si son menores de edad. Y todo esto, más aún, si hablamos que deberán estar separados de sus progenitores. Así se ha de tener en cuenta, ya que esta idea de favorecerles en decisiones legales sobre los adultos que directamente les afecten aparece recogido incluso en el art. 39 de la Constitución Española.

Opinión de los hijos

Más allá de lo que los adultos piensen que es mejor y, más en concreto, de lo que el juez pueda interpretar, es básico poder escuchar la propia opinión de los hijos, aun cuando sean menores. Y esto mismo es una obligación recogida dentro de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, tal y como dicta su art. 9.1.

El menor tendrá “derecho a ser oído y escuchado sin discriminación alguna“, ya sea en ámbito “familiar como en cualquier procedimiento administrativo, judicial o de mediación en que esté afectado”. Además, se incide en la importancia de comunicarse con él y que entienda la situación para que pueda expresarse libremente y así reflejar una opinión al respecto de lo que le concierne.

Por tanto, no solamente se trata si es mayor de 12 años, sino también aquellos que, aun no teniendo esa edad, tengan la madurez suficiente para conocer sus puntos de vista y deseos.

Circunstancias adicionales excepcionales

Aunque las premisas principales sean estas, también hay que atender a otro tipo de casos

Tipo de custodia

En este sentido puede ser relevante analizar el tipo de custodia que se haya determinado para los hijos. Una custodia exclusiva o algunos de los tipos de custodia compartida en solamente alguno de ellos o de todos los hijos. Casos muy diferentes en los que habría que valorar todo lo que engloba a los menores para poder tomar una decisión lo más adecuada posible a su situación. Pudiera ser que uno de ellos tuviera la custodia monoparental de la madre y luego los otros dos hermanos una compartida con el padre, lo que sin duda añadiría complejidad a la situación. Es por eso que hasta en estas cuestiones es importante entrar para valorar en conjunto cada caso particular.

Pensión alimenticia

Directamente relacionado con el punto anterior, la pensión de alimentos pudiera ser otro motivo de confrontación, aunque esto afecte más a los progenitores que a los menores en sí. La pensión que reciban nunca puede compensarse entre ellas debido a que, precisamente, cada progenitor tendrá su situación económica particular, al igual que cada hijo requerirá de distintos gastos, atenciones y necesidades (de la edad, escolares, universitarios…).

Entorno del menor

Aquí influirán diversos factores como la escolarización, las relaciones sociales y afectivas que haya podido crear en su actual lugar de residencia (en caso de tener que desplazarse a vivir a otra ubicación)… Y, como se puede apreciar, todas ellas deberán de ser tenidas muy en cuenta para velar siempre por la decisión que sea “menos mala” para cada uno individualmente, si es que verdaderamente se aboga por separar a los hermanos en un divorcio.

Actuaciones en cada caso de custodia de los hijos en un divorcio

Como hemos indicado, un abogado de divorcio a menudo también tiene que lidiar con este tipo de casos en los que están implicados los descendientes de los cónyuges. Por eso, a pesar de tener determinados criterios generales previos, también conviene analizar otras situaciones que determinan la separación de hermanos tras el divorcio.

Cuando son menores de 12

Si el juez considera que tiene suficiente madurez podrá escucharlo (aunque no es lo habitual), pero lo que verdaderamente determinan la custodia compartida con hijos menores de 12 años es el resultado del informe psicosocial. En este sentido, adoptarán la decisión de la custodia casi siempre basándose en lo que dicte dicho informe: por eso es tan importante.

Mayores de 12 años

Para la custodia compartida con hijos mayores de 12 años, al juez le resultará de especial relevancia el interés del menor para determinar su situación, sobre todo cuando se exprese en términos de relaciones con los progenitores o entre hermanos. No obstante, también puede identificar y separar necesidades de caprichos, diferenciando así el criterio del descendiente (aunque haya expresado su deseo) con el resultado final.

Empadronamiento

El empadronamiento de los hijos en custodia compartida es otra de las principales medidas que se han de tomar cuando el descendiente o los descendientes se quedan con su progenitor. En caso de una custodia exclusiva hay pocas dudas, pero en una compartida sí que pueden plantear mayores interrogantes que ya te solucionamos en su momento. Recuerda que esto genera, entre otros beneficios, poder desgravar ese gasto.

Mantener un régimen de visitas entre hermanos

En caso de que finalmente se haya procedido a separar a los hermanos en un divorcio, se deberá procurar que puedan verse entre ellos y así estrechen lazos y vínculos familiares. Tal y como refleja la Sentencia Audiencia provincial Palencia 3 febrero 2017, se debe favorecer el derecho a fomentar su relación fraternal (no solo ya entre hermanos, sino también con el cónyuge) cuando convivan con uno de los progenitores de forma separada.

En Safe Abogados te ayudamos con la guarda y custodia de tus hijos

No solamente es importante contar con buenos abogados para guarda y custodia, sino también analizar detenidamente qué es lo que más conviene a los hijos que son, al fin y al cabo, los grandes perjudicados de las rupturas, especialmente a mayor escala cuanta menos edad tengan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


¿Tienes alguna duda? Estamos a tu disposición. Consúltanos

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Puede aceptar todas las cookies haciendo clic en el botón «Aceptar» o configurarlas o rechazar su uso Leer Política de Cookies.

Aceptar